El Mercado de San Telmo: Donde presente y pasado se unen.


En el corazón de San Telmo, específicamente entre Defensa y Carlos Calvo, se esconde uno de los tesoros de Buenos Aires, el Mercado de San Telmo. Fundado en 1897, el edificio aún conserva su estructura interna original típica de los mercados de aquellas épocas, formada por vigas, arcos y columnas de metal con techos de chapa y vidrio. En sus pasillos encontraremos una gran variedad de puestos que van desde verdulerías y carnicerías, hasta locales de antigüedades tales como juguetes y vinilos.

Visitar el mercado es aventurarse a un paseo que rememora la Buenos Aires de antes mezclada con la de ahora. Si bien durante los primeros 120 años se mantuvieron más bien los comerciantes de siempre, en el 2017 con la llegada de Coffee Town al Mercado, se sumaron casi una decena de puestos gastronómicos, ofreciendo una experiencia completa para aquel turista o vecino que desee pasar un buen rato.

¿Cúando ir?

Si bien el Mercado está abierto de martes a domingos, los días de semana es probable que algunos puestos estén cerrados. Los domingos es el día con más puestos en funcionamiento pero con grandes multitudes ¿Día ideal? El sábado. Es la mejor opción para pasear y comprar.
Horarios: martes a viernes de 10:30 a 19:30 h. Sábados, domingos y feriados de 9 a 20 h.


Compartir:  

0 comentarios:

Publicar un comentario